La Virgen del Rosario su aparición en una roca

La Virgen del Rosario su aparición en una roca. 

* Tomado de GUILLERMO VILADEGUT, Alma y Rostro de Abancay, Monografia social e histórica, Abancay 1997, pp 101-103.

La Santísima Virgen del Rosario, bajo cuya advocación los españoles fundan la ciudad de Abancay, se dice que era patrona del tambo denominado Qorwani del que ya no existe huella alguna.  

De Qorwani, la Virgen desapareció por tres veces. B Rdo. Padre Luis Martín Miculicich O.P. Párroco de la Doctrina, nos relata:

“Sucedió que cuando menos pensaban los habitantes de Qorwani, la Virgen desapareció de su altar, y echada de menos, no se tuvo noticias de su paradero; y que en lugar de buscarla, todos los lugareños se pusieron a pelear entre ellos, inculpándose unos a otros, sobre todo autoridades, militares y el párroco, de hecho tan inusitado y extraño.

En fecha coincidente, un labriego de dicho lugar había bajado a la vera del Mariño, en busca de un ganado que se le había extraviado, ubicándolo a orillas del río. Al volver con su ganado, fue sorprendido con la visión de una gran Señora que estaba sobre una roca de tres cuerpos, rodeada de amankaes y helechos, sin pensar que fuera la Patrona de Qorwani, sino una mujer que bien podía ser la que se llevaba a la Santísima Virgen Madre. Llegado al poblado, difundió la noticia; y fue entonces cuando salieron en busca de la Dama en cuestión, encontrándose con la misma Venerada Imagen de la Virgen del Rosario. Procesionalmente y con asistencia de autoridades, retornaron a la Patrona a su lugar.

Poco tiempo después, volvió la Virgen a desaparecer a pesar de la custodia que tenía, encontrándola en la anterior roca; nuevamente, fue regresada a Qorwani.

Por tercera y vez última, sin retorno, desapareció hallándola sobre la misma roca, en actitud de Madre Cariñosa que· se recrea con su hijo; la quisieron levantar y no pudieron, humanamente hablando. Hicieron todo lo posible, más la voluntad divina hacía resistencia, fue así que tanto el párroco como el jefe del pueblo entendieron que debería fundarse un nuevo pueblo ya que la Santísima Virgen daba a entender que quería quedarse en el lugar señalado por ella; ante tal designio, los pobladores establecieron la iglesia actual, levantándola sobre la roca de tres cuerpos que da al ábside del templo, en donde se encuentra el altar mayor y que a la fecha está revestido con piedra y calicanto”

Un hecho que llama la atención y que mueve a meditaciones de carácter científico es que teniendo Abancay un clima cálido, donde cualquier chacra del llano produce frutas y caña de azúcar, propias de los lugares tropicales y cejas de montaña, sobre la roca de tres cuerpos crece el “ichu”, la paja de la puna, para recordar a los fieles que la Virgen ha descendido de la cumbre, manteniéndose en este lugar el “ichu” por más de tres siglos que acompaña a la sagrada imagen, Patrona y Protectora de este valle, reverdeciendo cada vez en halago a las bondades que derrama la Bien Amada Madre de Dios.

© Foto recorridovirtualporabancay.blogspot.pe

 

© 2019 Parroquia el Sagrario. All Rights Reserved. Designed By Luigui

Please publish modules in offcanvas position.